Minientrada
0

¡No vengo a vender, vengo a regalar! ¡En esta ocasión, por importadora los palotes, les venimos a ofrecerles las ventajas del uso del microondas para hacer un postre fácil, rápido y barato! Pero eso no es todo, además, lleve de regalo la recomendación de este terrible de bueno programa pa´comprimir fotos, todo ¡Completamente gratis con su paquete!

El día de hoy les enseñaré a salir del paso en menos de 30 minutos con un postre la raja, cual si de Jamie Olivier se tratara.

Primero, revise tener en su cocina:

–          Azúcar

–          Leche

–          Huevos

–          Agua (no se ponga a cocinar si hubo un terremoto y no puede lavar la loza pueh’)

–          Vainilla o canela (opcionales)

Además, necesitará un recipiente refractario apto pal microondas. Y ojo que la palabra refractario excluye per se los potes de plástico… daaah.

Primero, agarre su pote, échele azúcar a gusto y póngale agua hasta que esté mojada. Meta el recipiente al microondas y póngale unos 6 minutos a potencia máxima. Vaya revisando cada dos minutos para hacer girar el azúcar en el pote, de forma que se caramelice toda al mismo tiempo. Cuando empiece a sentir olor a caramelo, vaya revisando más seguido y esté ojo al charqui, que el azúcar se quema y queda incomible si se le pasa.

Una vez listo el caramelo, oscile el recipiente para esparcir el caramelo por toda la superficie posible, así:

Image

Por mientras hace el caramelo, bata unos 4 o 5 huevos por litro de leche a usar, agregue un poco de azúcar, vainilla y canela a gusto.

Image

Vierta la mezcla sobre el caramelo (ojo: deje que se enfríe primero un poco el pote, que por muy pirex que sea el vidrio, no reaccionan bien a estar hirviendo y luego cagarse de frío… usted tampoco lo haría).

No llenen el pote hasta el borde, miren que tanto la leche como el huevo suben cuando se cocinan… yo lo he aprendido de no tan buenas maneras con este postre en especial (dejé el microondas que daba pena la primera vez… todo pegote).

Image

Como pueden ver, yo le dejo bordecito.

Ahora, meten de nuevo todo al microondas, y le dan unos 15 minutos en potencia media. Pueden darle 10 en alta, pero es mucho más probable que su microondas parezca usado por Chewbacca tras el experimento…

Y está listo su postre!!!

Image

Image

Recomiendo de todas maneras hacer a la noche y dejar que el microondas termine el postre solo, para poder disfrutarlo ya frío ¡desde la mañana!

Y antes de que se me olvide, las increíblemente livianas fotos de las que hemos disfrutado son cortesía de Shrink pic, un programa que le deja la foto del tamaño que usted quiera, sin mermar tanto su calidad (algo así como un mp3 de música, pero visual… no sé si me explico). La compresión de los archivos queda la raja, y se pueden subir a inet sin esperar a que se baje el torrent, se digne la compañía a darnos la banda contratada, o se congele el infierno.

¡Espero les guste la oferta de hoy! A gamba y a 100…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s